Hizo historia desde el río Guatapurí

Con el río Guatapurí de testigo, Silvestre Dangond selló su regreso a los escenarios, esta vez, la histeria, los aplausos y el grito de sus “Silvestristas“ se sintieron desde los hogares, con un show livestream de talla mundial, en el que cantó por cerca de seis horas desde el balneario Hurtado en Valledupar.

Silvestre firmó un nuevo capítulo para su historia en el vallenato, una vez más innovando con un espectáculo diferente que rompió récord en audiencia, fueron miles de espectadores que compraron tickets desde todos los rincones de Colombia y en muchos otros países, además de ser tendencia en redes sociales desde el día anterior.

Este gran concierto de Silvestre Dangond se dividió en dos partes, la primera que duró más de dos horas fue al lado de su compañero actual, su primo Lucas Dangond, haciendo un recorrido por su discografía repleta de éxitos que han marcado su trayectoría a nivel nacional e internacional.

Luego vino la segunda tanda que inició con quien fue su primer compañero en grabación, Román López, recordando canciones de su primer álbum discográfico «Tanto Para Tí», que grabaron en el año 2002, tales como «Quién Me Mandó», «Necesito Verte», «Que No Me Roben Tu Corazón» y «No Te Escondas».

Cerró con la aparición de Rolando Ochoa, acordeonero con el que escribió una página dorada de su historia musical, interpretando los temas que hicieron parte del trabajo discográfico «La 9a Batalla», en un desborde de sabor, alegría y mucho sentimiento, dando así fin a una velada memorable.